7 de abril: Natalicio de Gabriela Mistral

Hoy , a 132 años del natalicio de la gran poeta, intelectual y educadora Gabriela Mistral, la recordamos con esta foto, en una visita a Santiago en 1938, rodeada de juventud, porque Gabriela y su arte nunca envejecen.

Gabriela Mistral nació como Lucila María Godoy Alcayaga el 7 de Abril de 1889 en Vicuña, Valle del Elqui, «entre treinta cerros» como ella misma recordaba. 

A los 15 años de edad, en 1904, ya era ayudante en la Escuela de La Compañía Baja, y en 1908 se desempeñaba como maestra. Su ingreso a la Escuela Normal de Preceptoras de La Serena se vio frustrado debido a algunos de sus  poemas, que fueron calificados como «paganos» y «socialistas».

En 1910 aprobó los exámenes especiales para ingresar a la Escuela Normal de Preceptores en Santiago, y trabajó  en escuelas de las ciudades de Traiguén, Punta Arenas, Antofagasta y Temuco.

Su labor poética se dio en paralelo a su profesión, sus poemas eran impresos  por la  prensa regional de La Serena (El Coquimbo), Ovalle y en Vicuña (La Voz del Elqui). Durante su residencia en Coquimbito, Los Andes, compuso sus fundamentales  «Sonetos de la Muerte», obra por la que obtuvo la más alta distinción en los Juegos Florales de 1914. 

En junio de 1922 viajó a México para trabajar en la reforma educacional de ese país,  invitada por el Ministro de Educación mexicano, el poeta José Vasconcelos. Este logro profesional fue coronado ese mismo año con la publicación de Desolación, que significó para Gabriela reconocimiento y prestigio internacional.

El 10 de diciembre de 1945 Gabriela Mistral recibe el Premio Nobel de Literatura. A pesar de sus logros internacionales, en Chile se le otorgó el Premio Nacional de Literatura recién en 1951. 

El 10 de enero de 1957, luego de padecer y luchar largamente con un cáncer al páncreas, Gabriela Mistral falleció en el Hospital de Hemsptead, en Nueva York.

El Archivo del Escritor de la Biblioteca Nacional de Chile conserva actualmente el más importante fondo documental dedicado a su legado, compuesto por 563 piezas, que incluyen manuscritos, epistolarios, fotografías y otros documentos privados.

En el epistolario y obra de la poeta se puede ver reflejado la estrecha amistad y relación con el pueblo judío. Gabriela Mistral  fue una de las pocas intelectuales latinoamericanas de su época que alzó la voz contra el sufrimiento de los judíos antes y durante la Segunda Guerra Mundial, no solo como poeta, sino que también desde su faceta de política y diplomática  abogó por los judíos en Europa y se planteó fuertemente contra el fascismo, esta postura la llevó a renunciar a su cargo de consul en Nápoles, según indica en la carta dirigida a Pedro Aguirre Cerda, fechada el 3 de Noviembre de 1932. 

En 1934 publica “Recado sobre los judíos”, que aborda el problema judío de la época, con una postura clara contra la persecución de los judíos en Europa. muchos de ellos amigos y colegas, relación que  se puede ver en la carta que escribe sobre el trágico suicidio de Stefan  Zweig y de su segunda esposa, Lotte Altmann, ocurrida en febrero de 1942 en Petrópolis, Brasíl, donde Gabriela era Consul, y que dice: «Al fin entré al dormitorio y estuve allí no sé cuánto tiempo sin levantar la cabeza. Yo no podía o no quería ver. En dos pequeños lechos juntos estaba el maestro, con su hermosa cabeza solamente alterada por la palidez. La muerte violenta no le dejó violencia alguna. Dormía sin su eterna sonrisa, pero con una dulzura grande y una serenidad mayor todavía. Parece que él murió antes que ella. Su mujer, que habrá visto ese acabamiento, le retenía la cabeza con el brazo derecho, y toda su cara estaba echada sobre la suya», y agrega «… Por otra parte, no puede ni imaginarse un momento de extravío o de locura: escritor más sensato, más dueño de su alma, menos delirante (a pesar de haber descrito como nadie el delirio), no puede tal vez encontrarse en nuestra generación. Pienso, sin pretensión de adivinar, que las últimas noticias de la guerra lo deprimieron horriblemente», concluye Gabriela Mistral.

Al morir  la poetisa, la comunidad judía chilena acordó plantar un bosque en su memoria en las montañas de judea, esto se concreto en  1963 con la presencia las autoridades de la época: el Embajador de Chile en Israel Eugenio Palacios, el Presidente de la Federation Sionista de Chile Miguel Maldavsky, el Presidente del Directorio Mundial del KKL Jacob Tsur; en el acto  se dió lectura a un mensaje de la Ministra de Relaciones Exteriores Golda Meir. Fue la misma Meir la que, tiempo después, entregó  a la Universidad Hebrea de Jerusalén una hermosa escultura de la artista chilena Laura Rodriguez, que reproduce la mano de Gabriela. Israel ha correspondido al amor que Gabriela Mistral siempre manifestó por su pueblo en su vida y poesía.

Reproducimos acá el hermoso poema que escribió al pueblo hebreo.

Al pueblo hebreo

Gabriela Mistral 

Raza judía, carne de dolores,

raza judía, río de amargura:

como los cielos y la tierra, dura

y crece aún tu selva de clamores.

 

Nunca han dejado orearse tus heridas;

nunca han dejado que a sombrear te tienda

para estrujar y renovar tu venda,

más que ninguna rosa enrojecida.

 

Con tus gemidos se ha arrullado el mundo.

Y juego con las hebras de tu llanto.

Los surcos de tu rostro, que amo tanto,

son cual llagas de sierra de profundos.

 

Temblando mecen su hijo las mujeres,

temblando siega el hombre su gavilla.

En tu soñar se hincó la pesadilla

y tu palabra es sólo el ¡»miserere»!

 

Raza judía, y aún te resta pecho

y voz de miel, para alabar tus lares,

y decir el Cantar de los Cantares

con lengua, y labio, y corazón deshechos.

 

En tu mujer camina aún María.

Sobre tu rostro va el perfil de Cristo;

por las laderas de Sión le han visto

llamarte en vano, cuando muere el día…

 

Que tu dolor en Dimas le miraba

y Él dijo a Dimas la palabra inmensa

y para ungir sus pies busca la trenza

de Magdalena ¡y la halla ensangrentada!

 

¡Raza judía, carne de dolores,

raza judía, río de amargura:

como los cielos y la tierra, dura

y crece tu ancha selva de clamores!

Compartir

Blog

Etiquetas de este Artículo

Artículos Relacionados

Explore más Artículos de nuestro Blog:

Volver a los Artículos