81 años de “Kristallnacht” o “La noche de los cristales rotos”. Sobrescribir enlaces de ayuda a la navegación

  • 10 de November de 2019

Hace 81 años, la noche del 9 de noviembre de 1938, el sonido de vidrios reventando alarmó a la población de todo el reich, el fuego, saqueo y asesinato corría por las calles, era la noche de “Kristallnacht” o “La noche de los cristales rotos”, que dejó, según las cifras oficiales,  91 personas muertas, 191 sinagogas quemadas, 7.000 comercios saqueados y 26.000 judíos arrestados en Alemania y Austria.

De acuerdo al periódico New York Times del 11 de noviembre de 1938, durante esa noche: “Una ola de destrucción, saqueo y barbarie sin precedentes desde la guerra de los 30 años en Alemania, y desde la revolución bolchevique en Europa, arrasó sobre el territorio alemán hoy, cuando las cohortes nacionalsocialistas se cobraron venganza contra los negocios y las oficinas judías y las sinagogas, por el asesinato de Ernst von Rath, tercer secretario de la Embajada de Alemania en París a manos de un joven judío polaco”.

Efectivamente, los sucesos de la noche de terror comenzaron el 7 de noviembre de 1938, cuando fue asesinado Ernst vom Rath, secretario de la embajada alemana en París, por un joven judío polaco de origen alemán, Herschel Grynszpan, en venganza por la expulsión de su familia, junto a aproximadamente 12.000 judíos polacos arrestados, expropiados de todas sus propiedades y subidos en masa a trenes con destino a Polonia, que finalmente,  se negó a admitirlos. El asesinado Ernst vom Rath sirvió al régimen nazi de perfecta excusa para continuar y recrudecer la caza iniciada años antes.

El día 8 de noviembre, el gobierno alemán publicó una serie de medidas punitivas en represalia contra los judíos: se prohibió la circulación de cualquier publicación de la comunidad judía: diarios, revistas y hasta boletines barriales fueron censurados; también se aplicaron sanciones económicas. Pero lo más grave sucedió esa tarde, con el discurso dado por Joseph Goebbels ante una multitud, el nivel de antisemitismo y violencia del mensaje fue brutal. Esa noche los  miembros de la Sturmabteilung (SA), la Schutzstaffel (SS) y las Juventudes Hitlerianas, apoyadas por el Sicherheitsdienst (SD), la Gestapo y otras fuerzas de la policía atacaron a la población judía con ferocidad, al día siguiente de la destrucción, las calles estaban cubiertas de vidrios rotos pertenecientes a los escaparates de las tiendas y a las ventanas de los edificios de propiedad judía.​

Con la Kristallnacht se inicia la sistemática  persecución política y económica a la población judía, los historiadores la consideran parte de la política racial en la Alemania nazi y el inicio del Holocausto.

En Chile, recién el  25 de noviembre de 1938 apareció la noticia en la prensa, y los principales periódicos apoyaron al gobierno alemán,  “El Mercurio” señaló: “En último término, debemos convenir en que se trata de un problema propio de una nacionalidad con amplia independencia para marcarse sus propios destinos y, por ende, autoriza- da para darle el giro que más le acomode a sus cuestiones internas” (25-11-1938).

El Diario Ilustrado (suscrito por H.), consignó “aunque nosotros no lo comprendemos, es posible que en Alemania pueda existir un grave problema judío, y es explicable que su Gobierno quiera darle a este problema una solución satisfactoria para los intereses de la nacionalidad”.

El Congreso Nacional por su parte, envió a Hitler una carta firmada por sesenta y cinco parlamentarios, en ella se expresaba su protesta “por la trágica persecución de que se hace víctima al pueblo judío de ese país” (La Opinión; 27-11-1938).

Texto: Fundación para la Memoria Judía

Fotos: perfil.com –   https://encyclopedia.ushmm.org  –  https://www.muyhistoria.es –  telesur.net

noche de los cristales rotos

noche de los cristales rotos

noche cristles rotos

noche cristales rotos

Share

Blog

Tags of this News

Related News

Explore more News in our Blog:

Back to the News