María Edwards: Justa entre las Naciones

Hoy es el natalicio de María Edwards Mac Clure,  una heroína, de esas de verdad, una mujer que arriesgó todo por salvar a los perseguidos, de esas mujeres que se debe admirar y honrar. 

María nació el 11 de diciembre de 1893 en el seno de una distinguida familia de la sociedad chilena, su madre era María Luisa McClure y su padre Agustín Edwards Ross,  Presidente del Senado y hermana de Agustín Edwards, dueño de El Mercurio.

Siendo muy joven se casó con el diplomático Guillermo Errázuriz Vergara para luego trasladarse a París en misión diplomática.  En Europa María queda embarazada y da a luz a su única hija, María Angélica. El matrimonio llega a su fin en 1922 de la peor forma: Guillermo Errázuriz, enamorado sin ser correspondido de la actríz Peggy Hopkins Joyce, se quita la vida.

María, viuda, hermosa  y millonaria, decide quedarse en París, pronto conoce a su segundo marido, Jacques Feydeau, hijo del dramaturgo Georges Feydeau.

En los inicios de la Segunda Guerra Mundial, y siendo amiga de la baronesa de Rothschild, comienza a trabajar como enfermera en el hospital Rothschild; son los primeros tiempos de la ocupación nazi de París,  el dolor y el horror la cruzan y decide ayudar a las y los perseguidos. Según el escritor Jorge Edwards: “…llegaban a ese lugar muchas mujeres judías que luego eran detenidas y enviadas a los campos de exterminio por la Gestapo, y que ellas entregaban a sus hijos a la primera persona que encontraban para que los escondiera y tratara de salvarlos.

María Edwards, que usaba una gruesa capa de enfermera, empezó a recoger niños judíos con disimulo, a sedarlos y a sacarlos del hospital escondidos debajo de su capa. Afuera se los entregaba a un señor, también judío, que se ocupaba de darlos en adopción a familias francesas. No se conocen todos los detalles, pero se calcula que María salvó a más de 60 niños”. (El País, 19/08/2010). 

María también apoyaba económicamente a los hijos cuyos padres y madres habían sido deportados, mantenía a las familias que acogían a los niños refugiados, contactaba a las personas en riesgo con organizaciones que pudieran ayudar, y  conseguía falsificaciones de certificados de bautismo. 

María se había convertido en integrante activa de la Resistencia Francesa, esto le significó ser arrestada, interrogada y torturada por la Gestapo varias veces, sólo se libró de la muerte por sus conexiones familiares y diplomáticas. Tras el fin de la guerra, regresó a Chile y murió el 8 de junio de 1972. 

María Edwards Mac Clure fue reconocida por su heroísmo en 1953, siendo  condecorada con el grado de Caballero de la Legión de Honor de Francia por la valentía demostrada.

Los homenajes póstumos se han sucedido, en el 2006 es reconocida en el memorial Yad Vashem de Israel como una de los Justos entre las Naciones por su participación en salvar la vida de varios niños judíos en Francia.

​En el año 2016  el novelista Jorge Edwards, publica “La última hermana​”, en la que recrea literariamente la vida de María Edwards, en enero del mismo año se publica el  libro “Buscando a María Edwards”, de María Angélica Puga, su bisnieta.

Durante el 2017 es bautizada con  el nombre de María Errázuriz una plaza del XII distrito de París.

En el 2018 la Fundación Raoul Wallenberg conmemoró el 125 cumpleaños de María Edwards  con  una estampilla postal, emitida por la Autoridad Filatélica Israelí.

Texto: Archivo Judío de Chile

Fotografía : María Edwards en https://mujeresbacanas.com/

Fuente: infobae.com, elpais.com, elmostrador.cl, cjch.cl

Blog

Etiquetas de este Artículo

Artículos Relacionados

Explore más Artículos de nuestro Blog:

Volver a los Artículos